CSI-F gana la primera sentencia en Galicia que declara incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo por Sensibilidad Química Múltiple

AsesoriaXuridicaEl sindicato lleva desde 2008 en los juzgados porque la Xunta ignoró la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en el caso de una empleada pública.

La Asesoría Jurídica de CSI-F Ourense ha logrado que por primera vez en Galicia un juzgado declare la incapacidad temporal para una empleada pública por Sensibilidad Química Múltiple originada en el lugar de trabajo a pesar de que esta afección no está recogida como enfermedad en el sistema público de salud como tal, sino que suele equipararse a una alergia sin especificar.

La sentencia de lo Juzgado de lo Social nº1 de Ourense es la última de numerosas acciones judiciales iniciadas por CSI-F desde agosto de 2008 cuando la afectada, una trabajadora de la Consellería de Traballo e Benestar, presentó la primera demanda tras la exposición a un vertido de gasóleo y a las obras que se estaban ejecutando en su lugar de trabajo. Desde entonces solicitó varias bajas por reacciones alérgicas causadas por las condiciones de su entorno laboral (pintura, fotocopiadoras, ventilación, etc.) y se enfrentó a las negativas de la Mutua y del INSS a reconocer que su estado fuese provocado por un accidente laboral a pesar de que varios juzgados dieron la razón a la demandante.

Con el paso de los años, el estado de salud de esta empleada pública se fue agravando sin que la Administración “haya tomado su situación en serio ya que la Sensibilidad Química Múltiple, que afecta cada vez más a una parte importante de la población, es tan mal vista como ante la fibromialgia”, sostienen desde CSI-F Ourense, que denuncia que, a pesar de que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales establece que los trabajadores tienen derecho a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, la Xunta no la aplicó.

Ante la pasividad por parte de los responsables de la consellería y la inoperancia de los órganos que le compete, CSI-F judicializó el caso de esta trabajadora y tras múltiples juicios ganados al INSS y a la Mutua Gallega, consiguió que se le declare la incapacidad temporal proveniente de accidente de trabajo (contingencia profesional).

Para CSI-F, esta sentencia puede ayudar a visualizar a las centenares de personas que sufren Sensibilidad Química Múltiple y reclama que desde la Administración se promueva el estudio y la investigación de las enfermedades profesionales y relacionadas con el trabajo, identificando mejor los agentes causantes, sus efectos sobre todo en el desarrollo normativo orientado a mejorar la calidad y eficacia de la vigilancia de la salud.