CSIF reclama la recuperación de derechos retributivos y laborales de los empleados públicos en los Orzamentos 2018

  • Recuerda que han dejado de percibir más de 600 millones de euros en retribuciones durante los últimos cinco años.
  • El sindicato cree contradictorio que Feijóo anime a la empresas a subir los salarios mientras su Gobierno es deudor con los trabajadores de la Administración.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Galicia, reclama a la Xunta que contemple en la Lei de Medidas Administrativas que acompañará a la Lei de Orzamentos de 2018 un plan de recuperación del poder adquisitivo de los empleados públicos, cuya pérdida asciende a un 20% desde la aplicación del primer recorte con el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Esta recuperación también deberá incluir la devolución de las cantidades requisadas por el Gobierno gallego del salario de los empleados públicos en concepto de complemento específico autonómico o equivalente durante 2013, 2014, 2015 y 2016, suplemento que supone el 40% de las pagas extras. En total, los empleados públicos han dejado de percibir más de 600 millones de euros en retribuciones durante los últimos cinco años. Todo ello sin contar con la merma económica derivada de la suspensión de los acuerdos retributivos en el ámbito del Sergas, que se remonta a 2010 y que se mantiene actualidad.

El sindicato, en las alegaciones que presentó al anteproyecto presentado por la Xunta que se abordó hoy en la Mesa Xeral de Empregados Públicos, considera contradictorio que mientras el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, asegura que Galicia abandonó la depresión y anima a las empresas a que incrementen sus salarios, el Gobierno que el preside siga siendo deudor con sus propios empleados. Para CSIF, el anteproyecto presentado es un despropósito en tanto que no recoge ni un mínimo gesto que indique la voluntad de la Xunta de devolverle a los trabajadores lo que les debe.

Entre las alegaciones presentadas por CSIF destaca, ademas, la derogación de la Ley 1/2012 de medidas temporales en determinadas materias de empleo público como la reposición del Fondo de Acción Social y de la totalidade de los días de libre disposición, el fin de la suspensión del complemento a las prestaciones de la Seguridade Social en situación de incapacidade temporal y la ampliación de la protección del artículo 7 también frente a procesos selectivos.

Además, reclama la restitución del resto de acuerdos suspendidos o anulados en materia de derechos laborales o económicos, la revocación de la limitación establecida con carácter general de la cobertura temporal y de puestos de trabajo por personal interino o temporal y la retirada de las medidas impuestas unilateralmente en la Lei de Acompañamento del 2017 en relación a la funcionarización del personal laboral.

Para CSIF, las medidas propuestas por esta organización son urgentes e inaplazables si se quiere avanzar en conseguir unos servicios públicos modernos y de calidad, en los que la estabilidad y la profesionalidad sean sus marcas principales.