CSIF le hace llegar a En Marea su propuesta de reforma de las pensiones que pasa por vincularlas al IPC y su financiación vía impuestos

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios de Galicia (CSIF Galicia), José Francisco Méndez, se reunió ayer con la diputada y portavoz de En Marea, Yolanda Díaz, para hacerle llegar el posicionamiento del sindicato sobre la reforma de las pensiones con vistas al debate de ámbito nacional que se retomará tras el verano en el Congreso de los Diputados.

Méndez sostuvo que es necesario derogar las dos últimas reformas ya que los datos de recuperación de empleo no acompañan a la subida de las cotizaciones, “debido a que se mantienen la precariedad laboral y los bajos salarios”. Durante la reunión, solicitada por En Marea para explicar la propuesta sobre la reforma de las pensiones que esta fuerza política ha registrado recientemente, se constató “un alto grado de consenso” en numerosos puntos entre el sindicato y En Marea.

Para CSIF, es fundamental que se adopten entre otras medidas:

  • Volver a la edad de la jubilación de los 65 años, flexibilizando su ampliación y su reducción en función de la incorporación laboral temprana y de la penosidad del trabajo (fuerza física, riesgo, turnicidad…). La prolongación voluntaria de la vida laboral se debe incentivar adecuadamente, así como favorecer la jubilación parcial. En este punto, CSIF incidió en la necesidad de revisar la jubilación anticipada en colectivos con condiciones especiales como policías locales o bomberos forestales.

  • Supresión del factor de sostenibilidad.

  • Indexación de las pensiones al IPC.

  • Que el cómputo final se base, no en los “últimos años”, sino en los “mejores años”.

  • Culminar la separación de las fuentes de financiación de la Seguridad Social y garantizar que todas las prestaciones no contributivas sean financiadas mediante impuestos.

  • Conversión de las “tarifas planas” y apuesta por la reducción de cuotas a través de bonificaciones financiadas por el Ministerio de Empleo.

  • Supresión en los topes de las bases máximas de cotización y de la pensión máxima hasta alcanzar el 100% del haber regulador. Es decir, la solidaridad debe ejercerse vía fiscal como el resto de las rentas del trabajo, no recortando derechos adquiridos a lo largo de la vida laboral.

  • Modificación del complemento por maternidad haciéndolo extensivo a la jubilación voluntaria, progenitores con un hijo y familias homoparentales (adoptivas o biológicas).

  • Potenciar la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social con el objetivo de incrementar la lucha contra la economía sumergida y contra el fraude en los tiempos de trabajo.