CSIF denuncia el desalojo policial de cuatro delegados sindicales en Medio Ambiente solo por recordar a la conselleira que debe cumplir sus acuerdos

  • El sindicato recuerda a Mato que esconder los problemas laborales detrás de la policía no es una fórmula válida ni en la negociación colectiva ni en la política.
  • Poco antes fueron recibidos cordialmente y por la misma reivindicación por responsables de Medio Rural, con los que se reunieron durante 3 horas.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Galicia, denuncia la actuación de la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, que mandó a cinco policías a desalojar de la consellería a cuatro delegados sindicales, de CSIF, CCOO, UGT y CIG, representantes de los Agentes Medioambientales, que entraron de manera totalmente pacífica a recordarle que debe cumplir los acuerdos laborales alcanzados con los trabajadores así como su compromiso de recibirlos adquirido antes del verano.

Los cuatro delegados sindicales, que en todo momento acudieron de manera pacífica y sin alterar ni interferir en el trabajo del personal de la consellería, vestían una camiseta en la que se podía leer “Conselleira, cumpla a súa palabra, niveis dignos xa’. Con esta camiseta pretendían recordarle a Beatriz Mato que existe un acuerdo para afrontar el nuevo acuerdo laboral de los Agentes Medioambientales, ya que el actual lleva 10 años caducado. A este respecto, desde la consellería se comprometieron antes del verano a mantener una reunión en septiembre. Al haber pasado el tiempo sin dar señales de vida, los cuatro sindicatos optaron por acercarse hasta la consellería con las camisetas como forma de reivindicación pasiva, pero lejos de atenderlos se mandó a cinco policías a desalojarlos, tal y como admitieron los propios agentes de seguridad.

Se da la paradoja, además, que unas horas antes los delegados sindicales se acercaron hasta la Consellería de Medio Rural, con la misma reivindicación pacífica, y allí no solo los recibieron de manera totalmente cordial la secretaria xeral técnica y el jefe de gabinete, sino que mantuvieron una reunión de más de tres horas, con el compromiso de seguir abordando los problemas pendientes en un nueva reunión la próxima semana.

Desde CSIF se critica duramente la forma de actuar de la conselleira de Medio Ambiente ya que no se puede echar a la fuerza de un edificio de la Administración a los empleados púbicos ni desde luego a sus legítimos representantes cuando no han alterado en ningún momento la normalidad ni la seguridad. El sindicato recrimina con rotundidad las formas de la conselleira ya que mandar a la policía a esconder los problemas laborales de su departamento no es una fórmula válida ni en la negociación colectiva ni en la política.

CSIF exige a Beatriz Mato una disculpa con los legítimos representantes de los trabajadores y que se siente de manera inmediata a negociar un acuerdo, tal y como se había comprometido.

Noticia en medios: